Ellos no me conocían, solo era su objeto sexual

Solía ser una chica loca y fuera de lo común, mi familia era un caos, así que el cole era mi manera de huir de los problemas, de chica siempre sufrí del bullying , solo tenía 11 años , cuando empecé a conocer un poco la vida, solía huir del cole y me quedaba horas y horas fuera de casa con o sin alguien. Jamás lo olvidaré, ese día decidimos jugar escondidillas, no recuerdo si el lugar era muy silencioso o me alejé tanto que nadie me encontró, solo se que al pasar varios minutos, decidí salir, subí un morro y vi un amigo, su rostro no era el mismo, algo era diferente en él y estaba con otros dos hombres mayores, no olvidaré que me dijo: «Sé que has de disfrutarlo, por eso lo hago», sonrió , sonrió de una forma que decidí correr, pero solo pude sentir un golpe y caí al suelo, sujetaron mis manos de un tirón, bajaron mis pantalones y mi ropa interior, intenté reusarme y me abofeteaban mientras me decía: «Es un favor», «cálmate puta», entre otras cosas, luego de varios insultos el que sujetaba mis manos decidió pararse sobre mí y luego recostarse poniendo su miembro en mi boca, no se quien lo hizo pero sujetaron mi pie y sentí dolor, solo lloraba y pegaba gritos ahogados, abrí mis ojos y me mostraron una rama, allí llegaron y dijeron «ahora si estás preparada, es nuestro momento», empezaron a turnarse y hacerme cosas despreciables, luego me dejaron allí y cada uno me dio un beso en la boca y se largaron, quedé en embarazo y juro que ese bebe era mi salvación para ser feliz , pero sufrí un accidente y lo perdí.

Publicado el 5/09/2014