Madrid

Todo comenzó cuando tenía 8 años y duró hasta que tuve 14 años. Actualmente tengo 20 y soy una chica.

Mi agresor era mi tío, el hermano de mi madre. Me iba con él como cualquier sobrina para que me comprase chuches. De un día para otro empezó a decirme que le tocase y el a mí y que no dijese nada en casa porque si no YO IBA A IR A UN CENTRO DE MENORES y se iban a enfadar. Yo, tan inocente que era me lo creí y seguía todo como siempre.

Hasta que un día me dijo que si le hacia una felación me iba a dar dinero a cambio, (en ese momento mis padres andaban mal de dinero) y yo acepté. Un día ya quiso ir a más y ya hubo penetración, me hizo muchísimo daño y encima me asusté mucho porque no me bajaba la regla. Me hice la prueba de embarazo y afortunadamente dio negativo. Recuerdo que en ese momento me dijo que si me quedaba embarazada no pasaría nada, ya que me pagaba el aborto y no se enteraría nadie.

Un día estando en el coche (porque es donde pasaba todo) de repente noté una presencia cerca, y al abrir los ojos vi a un hombre metido en años mirándonos por la ventana (no se me olvidara su cara nunca) y tal fue la vergüenza que me dio que ese fue el último día que tuvimos relaciones. Al principio me dio miedo dejarlo porque pensé que sería capaz de hacer cualquier cosa ya que empezó a llamarme por teléfono, cuando estaba en casa de mi abuela y sabía que ella no estaba venía para entrar ya que tenía llave (tenía que echar el cerrojo por si acaso), hasta que una vez le dijo a mi abuela que ya no le hablaba…, encima he quedado como la mala porque ahora dicen mi abuela, su mujer y él que después de lo que ha hecho por mí no tengo vergüenza.

Hace 2 años aproximadamente se lo conté a mi madre y me dijo que por qué no se lo comenté antes. No lo he denunciado y estuve yendo a un psicólogo, pero la verdad no me ayudó mucho. Las consecuencias de esto son malísimas!! ya que soy muy desconfiada, si alguna vez viene algún chico pienso que es para tener sexo nada más (ya que también tuve otra experiencia desagradable con un amigo) y a día de hoy me sigo sintiendo culpable por todo lo que pasó. Alguna vez pienso en decirle a la cara todo lo que opino de él, pero no me veo con fuerzas, a lo mejor salgo mal parada ya que me dirá que he sido yo y será peor…, aparte, después de saber que ha sido capaz de hacer lo que hizo con una menor y su propia sobrina…, es capaz de hacerme cualquier cosa.

Gracias por leerme y me alegro muchísimo de saber que hay páginas como estas.

Publicado el 10/10/2012